En 2014 creció la brecha entre los precios de oferta y demanda de las viviendas de segunda mano

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La diferencia entre el precio de oferta de los pisos de segunda mano y el presupuesto que está dispuesto a desembolsar el potencial comprador para la misma banda de precios (no para la misma casa) ascendió a 27.810 euros de media al cierre de 2014.

 

Se trata de una cifra que equivale al 25% del valor medio de un piso tipo, y representa un incremento del 7,5% respecto al año anterior, según un estudio elaborado por el portal inmobiliario pisos.com. Esto ha sido así porque los dos factores clave del mercado, vendedores y potenciales compradores, han ajustado sus precios, lo que ha propiciado que aumente esa brecha. Algo que no ocurría desde 2009, cuando llegó a representar una distancia del 55% entre el precio que pedían los vendedores y lo que estaban dispuestos a pagar los compradores. Así, esa diferencia se redujo en 2013 al 20%, pero volvió a incrementarse hasta el citado 25% el año pasado.

Este aumento de la brecha de precios entre lo que pide la oferta y lo que está dispuesto a pagar la demanda no es contradictorio con el hecho de que el año pasado se cerrara con más compraventas que 2013, según explicó el responsable del Servicio de Estudios de pisos.com, Manuel Gandarias. «Además del impacto que sigue teniendo la débil coyuntura económica, la situación del empleo y las dificultades para acceder al crédito, la mayor brecha se entiende por el componente fuertemente inversor que tuvo el comprador de vivienda en 2014: tanto de empresas, como de particulares que deseaban el inmueble para después ponerlo en alquiler», aseguró Gandarias.

Respecto al mercado de alquiler, La diferencia entre el precio inicial de los alquileres y las rentas que indican los futuros inquilinos en sus búsquedas fue del 13% al cierre de 2014, frente al 27% registrado hace cinco años, según el mismo estudio del portal inmobiliario.